MATERNIDAD EN LA PAREJA

¿Parece que tienes un hijo en lugar de una pareja? Un comportamiento que puede generar problemas en la relación..

Hola una vez más y bienvenida a este blog, hoy quiero platicarte un tema que me gusta muchísimo pues viene de la parte más cultural de nuestro comportamiento así que agárrate que ahí vamos.

Muchas veces mis pacientes y alumnas de talleres me dicen “Nalle, tengo que estar todo el tiempo diciéndole a mi pareja lo que tiene que hacer porque él no puede solo” o esta que me encanta “parce que tengo un hijo más en la casa” y es que sucede que, en muchas relaciones de pareja una de las partes adopte un rol de cuidador o protector, similar al que tienen las madres con sus hijos. (generalmente es la mujer pero, no es un comportamiento exclusivo, hay hombres que también se comportan así).

Este comportamiento es conocido como maternidad en la pareja o “maternar” a la pareja y al inicio puede parecer amoroso y protector, pero en realidad es una trampa enorme que puede generar una serie de problemas para ambas partes dentro de la relación.

Uno de los problemas más comunes que se asocian a la maternidad en la pareja es el desbalance de poder, sucede cuando una de las partes adopta un rol de cuidador o protector y se genera un desequilibrio en la relación haciendo que una de las partes se sienta menospreciada e infantilizada, un discurso que puede encontrarse en este tipo de desbalance es que ante una pelea se digan frases como: “es que me haces sentir como un tonto” o “sí se cómo hacer las cosas”.

Otro problema asociado a la maternidad en la pareja es la pérdida de atracción, porque aunque la intención puede ser la de proteger y cuidar a la pareja, este comportamiento puede ser interpretado como una falta de interés o de deseo sexual, incluso hay mujeres que externan que ya no sienten “deseo” por su pareja y claro que no lo vas a sentir porque lo estás “educando” como un hijo y tu mente así lo interpreta, aquí se llega a muchos problemas en la relación íntima que genera una falta de conexión emocional entre la pareja y que sin duda afecta negativamente la relación.

Además, la maternidad en la pareja puede llevar a una sensación de falta de autonomía y de dependencia llevando a una de las partes a perder su capacidad de toma de decisiones propias, es en este punto dónde generalmente dicen “no sabe hacer nada si no le digo cómo hacerlo” y si, para este momento es muy probable que esto suceda pues tú pareja ya decidió inconscientemente entregarte su guarda y custodia así que oficialmente tienes un hijo más.

Así que, mi hermosa, si queremos tener una relación de pareja saludable y equilibrada, si queremos dejar de tener parejas que se comporten como hijos tenemos que dejar de comportarnos como la mamá, a ti no te toca la tarea de educarlo, evita adoptar un rol de cuidadora o protectora en la relación que a la larga no te va a gustar, y, en su lugar, promuevan el amor propio y la autonomía de cada uno de los miembros de la pareja.

De esta manera, podremos establecer relaciones más equilibradas, respetuosas y satisfactorias para ambos y seremos felices por mucho, mucho tiempo.

Espero que este tema te gustara muchísimo, recuerda que si quieres ahondar más en ello aquí te dejo los links del podcast porque ayer estuvimos hablando de este tema tan fascinante:

3 comentarios

    1. Hola, espero te encuntres bien gracias por tus comentarios, me da gusto saber que te gusto y pronto tocare más de este tema asi que preparate. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Psicodescubrir